miércoles, 17 de noviembre de 2010

Anna Swirszczynska

GOLPEÉ MI CABEZA CONTRA EL MURO

De niña
puse la mano en el fuego
para convertirme
en santa.

De adolescente
golpeé mi cabeza contra el muro
cada día.

De joven
salí al tejado
por un tragaluz
para saltar.

Ya mujer
tuve el cuerpo lleno de piojos.
Cuando planchaba mi jersey
crujían.

Esperé sesenta minutos
para ser ejecutada.
Pasé hambre
seis años.

Luego tuve un hijo,
me extrajeron de mí
sin anestesia.

Luego un rayo me mató
tres veces
y tuve que surgir de entre los muertos
tres veces
sin ayuda.

Ahora estoy aquí
descansando
de resucitar tres veces.


YO PINTANDO

Por qué hablar
si se puede gritar
por qué andar
si se puede correr
por qué vivir
si uno puede abrasarse.

Corro y chillo de alegría
corro y chillo
por desesperación
estoy pintando
mis pulmones trabajan como locos.

Sentir intensamente
es bueno, o eso dicen, para la salud.


MÁTAME

No me beses, mi amor.
No me abraces, mi amor.
Si me amas, mi amor,
mátame.


                         Anna Swirszczynska
                         Traducción del inglés de Abraham Gragera


4 comentarios:

  1. Qué buenos poemas, Abraham, de nuevo hay que darte las gracias por ofrecérnoslos.

    ResponderEliminar
  2. y de nuevo gracias!,qué poemas...

    ResponderEliminar